6 de diciembre de 2019

Knives Out

¿Qué tan bien puede funcionar una fórmula narrativa clásica en un entorno contemporáneo? Eso es algo que Rian Johnson muestra en su cinta más reciente, en donde tendremos intrigas, una muerte y juegos con armas punzocortantes.






Puedes descargar el audio aquí o escucharlo en el reproductor de la columna derecha. También puedes escucharnos con tus aplicaciones favoritas como Spotify, iTunes, Pocket Cast, Sound Cloud, Spreaker, Stitcher, Tune In, Acast, Player FM, MixCloud, Overcast, iHeart Radio, Hear This At, Podcast Addict, Castbox, y hasta en iVoox.


Este episodio es traído a todos ustedes gracias al apoyo invaluable de:

Productora Ejecutiva: Blanca López


Productor Asociado: Miguel Huesca

Co-Productor: Jaime Rosales
Co-Productor: Román Rangel
Co-Productor: Titus Bondi
Co-Productor: Juan Espíritu

Agradecimiento especial a nuestros Patreons: Álvaro VázquezDaniel KrauzeFernando TeodoroEdith SánchezAlejandro AlemánFernando AlonsoLuis MacíasLau BermejoLulú PetiteAdriana FernándezEnrique VázquezArturo Aguilar y Jorge I. Figueroa, Jessica Zermeño, Logan Mayer, Ernesto DiezmartínezLuiso UribeArturo Manrique y Jorge Eduardo López





Christopher Plummer interpreta a Harlan, el patriarca supremo en la familia Thrombey, quien ha tenido una buena vida tanto para él como para su familia gracias a que es un reconocido y vendedor escritor de novelas. En la celebración de su cumpleaños conocemos la dinámica familiar y los intereses de sus descendientes, los cuales han sido beneficiados por el cobijo de su buena fortuna. De pronto, lo inesperado: tenemos una muerte y todos son sospechosos en esta cinta que bien podría ser la adaptación fílmica del juego de mesa Adivina Quién, en donde conocemos a todos gracias a las habilidades deductivas del otrora super espía Daniel Craig, quien aquí interpreta a Benoit Blanc y debe descifrar el misterio de la muerte... a la vez que todos se pelean por los terrenos de la abuela, digo, la fortuna del abuelo.

Quizás el mayor atractivo de esta cinta parezca ser su impresionante cast. Desde la pelea anunciada entre el Bond de Craig contra Chris Evans (el trasero de América, quien interpreta a un auténtico pero divertido patán en esta cinta), pasando por el encanto de Ana de Armas (interpretando a Marta Cabrera, la enfermera y confidente del desaparecido Harlan Thrombey), y llegando hasta grandes talentos como Jamie Lee Curtis, Toni Collete, Michael Shannon o Don Johnson, solo por mencionar a algunos. Todos en conjunto logran un ensamble impresionante en donde, mientras más los conocemos, no necesariamente se vuelven más intrigantes, pero sí vuelven la historia más entretenida.

Rian Johnson, quien se ha vuelto infame para cierto sector de la audiencia (concretamente los viejitos amargados que se quejan que les cambiaron a sus Guerras de las Galaxias que al parecer ellos conocen mejor que nadie), sin embargo, es gracias a su entrega en esta saga que ha alcanzado reconocimiento y facilidad de presupuesto para sus siguientes trabajos. Esto queda claro con Knives Out gracias al cast que conjunta, algo difícil de conseguir si uno es un director independiente. Sin embargo, su mayor mérito es lograr narrativas limpias y claras en medio de una historia de intriga. Desde el principio sabemos lo que ocurre e incluso sabemos quién es el asesino desde la primera parte. ¿Eso hace que la historia se vuelva predecible e irrelevante? Para nada. Son los giros que aprovecha Johnson (quien también escribe la cinta) para traernos dando vueltas al explorar los secretos alrededor del evento que es motor de la historia.

La cinta logra mezclar elementos particulares, en donde no duda en recordarnos su temporalidad, con menciones a Twitter, Baby Driver o Hamilton, pero todo dentro de un contexto en donde la historia podría estar ocurriendo en tiempo presente, o hace 100 años gracias a la ubicación principal donde se desarrolla todo. Incluso los chistes más banales que se presentan llegan a jugar su papel propio en el desarrollo de la historia, siendo elementos en juego para descifrar claves en el misterio ya resuelto.




El mayor logro quizás en esta cinta es el ritmo dinámico que ejecuta de manera eficiente. Para una obra que dura más de dos horas, pareciera que es algo mucho más corto, algo a considerarse en tiempos en donde la audiencia en general tiene la misma capacidad de atención de un pez dorado y busca recompensas inmediatas incluso en algo que debe de cocinarse poco a poco. Afortunadamente, la presencia de detalles tanto visuales como narrativos, ayudan a mantener la atención del espectador.

Mientras que en lados más serios tenemos programas como Succession o The Righteous Gemstones por HBO, esta es una variación del mismo tema en donde todos los integrantes de la familia reflejan lo peor de nuestro entorno social actual. Lo mejor del caso es que son perfectamente identificables y son esos aspectos que no queremos reconocer pero están presentes. De la misma manera, los mismos se sienten únicos, irrepetibles y con más capacidad de la que ellos en realidad tiene. Cualquier beneficio o ayuda que hayan tenido era mínimo pero bien merecido, algo que se lograba explotar solo gracias a sus talentos. La realidad es otra aunque dichos talentos se ven explotados en la búsqueda por sangre y dinero en donde muestran sus verdaderos colores en la lucha por la herencia. Curiosamente, todos los protagonistas parecen estar divirtiéndose tremendamente su trabajo en la cinta, sin importar si están representando al racista de derecha que apoya a Trump, o el pseudo liberal de conciencia social que es incapaz de valerse por sí mismo, incluso para pagar sus estudios en una academia de artes.

Sin lugar a dudas, Entre Navajas y Secretos es una de las mejores cintas de este año, gracias al ensamble de ideas, actores y momentos que la vuelven no solo algo disfrutable, sino una cinta que merece verse en más de una ocasión, especialmente si son de ese selecto grupo que odia al director y escritor de esta cinta, la cual curiosamente toma elementos más cercanos a sus trabajos previos como Brick, que a los Jedi que le dieron el reconocimiento necesario para finalmente hacer este tipo de cintas.